Google Translate
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

viernes, 29 de enero de 2010

Un hombre intentará superar el Mach 1



El piloto Felix Baumgartner anunció su intención de expandir los límites de la exploración aeroespacial al explicar el plan que le podría llevar a ser el primer ser humano en romper la barrera del sonido sin más medios que su propio cuerpo.

Baumgartner espera ascender a 120.000 pies (36,5 kilómetros) en una cápsula propulsada por un globo aerostático inflado con helio y protegido con un traje resistente a la presión de última generación. Sería entonces cuando, según el plan establecido, el austríaco debería saltar en caída libre y obtener velocidad suficiente – alrededor de 1.150 kilómetros por hora – como para superar el límite Mach 1, antes de abrir su paracaídas y completar con éxito la misión. Si eso ocurriera, la misión Red Bull Stratos lograría cuatro nuevos récords mundiales y la información que obtuviesen los científicos de primera fila que están trabajando en el proyecto podría establecer nuevos y mejores niveles de seguridad aeroespacial y mejorar las condiciones de vuelo en caída libre para los humanos.

El coronel de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos (ya retirado) Joseph Kittinger, quien en 1960 realizó un salto estratosférico desde poco más de 31 kilómetros de altura que abrió las puertas a la exploración del espacio – y cuyos récords quiere batir Baumgartner – presentó al piloto austriaco a los medios de todo el mundo que acudieron a la rueda de prensa de presentación del proyecto en la ciudad de Nueva York.

“Ha habido gente que ha intentado batir mis records durante los últimos cincuenta años y muchos han muerto en el intento”, recordó Kittinger. “Pero considero que con los recursos de que disponemos, un equipo de extraordinaria calidad humana, la dedicación de Red Bull y las impresionantes cualidades de Felix Baumgartner, la misión Red Bull Stratos podrá completarse con éxito”. El propio Kittinger, Baumgartner (conocido internacionalmente por ser la primera persona en atravesar el canal de la Mancha en caída libre equipado con un ala de fibra de carbono), el Dr. Jonathan Clark (director médico de la Red Bull Stratos) y el director técnico del proyecto, Art Thompson, explicaron de manera general la misión, que empezará a gestarse en Norteamérica con vistas a ser completada durante 2010.

“Éste es un verdadero paso hacia lo desconocido. Nadie puede predecir con exactitud cómo reaccionará el cuerpo humano durante la transición a velocidades supersónicas”, ha comentado Baumgartner. “Pero debemos averiguarlo. Los pilotos y astronautas de futuras misiones espaciales deben tener una manera de poder saltar de sus cápsulas en caso de emergencia, cuando se hallen a gran altitud”.

El doctor Clark, quien sirvió en seis misiones espaciales como cirujano de la tripulación, confirmó que los datos que se obtengan en esta misión serán compartidos con la comunidad científica. También comentó que, tras la finalización de la Red Bull Stratos, espera que se establezca finalmente un protocolo médico acerca de este tipo de proyectos sobre el cual se ha estado trabajando durante mucho tiempo. Y acabó comentando: “considero que uno de los beneficios más profundos que se podría sacar de la misión Red Bull Stratos sería que este proyecto sirviera de inspiración para futuras generaciones. Porque lo que Felix Kittinger está haciendo ahora mismo está basado en lo que hacían los primeros astronautas y cosmonautas y debemos tomar nota de ello”.




Fuente: www.redbull.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario