Google Translate
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Un avión de Sol tuvo que aterrizar de emergencia en Rosario


No más que un susto y un contratiempo fue lo que sufrieron 30 pasajeros de un avión de la empresa Sol que tuvo que realizar esta mañana un aterrizaje de emergencia por "desperfectos técnicos" registrados poco después de haber despegado de Rosario con destino a Buenos Aires.

El avión, un SAAB-340, había partido a las 7.30 “y por desperfectos técnicos debió regresar en emergencia al aeropuerto internacional de Rosario", informó Cecilia Gobernara Boero, vocera del área de comunicaciones de la terminal aérea.

Boero aseguró que los pasajeros y la tripulación "están fuera de peligro, más allá del susto, y aguardan ser reubicados por la empresa".

La vocera informó que "la tripulación reportó a la torre de control la emergencia a los pocos minutos de haber despegado, por lo que se preparó el operativo de emergencia y el aterrizaje se produjo sin inconvenientes".

Sobre la falla técnica reportada por los pilotos no abundó en detalles y se limitó a explicar que “la máquina será sometida a los peritajes, según indica el protocolo para estos casos".

Fuente: Clarín

Infobae cita que "...de acuerdo con el vicepresidente de la compañìa, Juan Nyffenegger, "un conducto de aceite pudo haber tenido un problema". Esto obligó a que el avión regresara a la terminal aérea rosarina, unos 15 minutos después del despegue. Tras el hecho, no se registraron heridos. Según relató, "es la primera que se nos paga un motor" y aclaró "se hacen controles permanentemente".

Por su parte, uno de los pasajeros contó que "pudo ver una hélice parada" y que luego de delcarar la emergencia "el aterrizaje fue impecable. La maniobra del piloto fue perfecta".

Asimismo, dijo que "cuando me bajé del avión bahía un mar de aceite" y pidió mayores controles. "Hay que tener más control. Estamos hablando de un avión", añadió el pasajero."



No hay comentarios:

Publicar un comentario