Google Translate
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

miércoles, 6 de junio de 2012

Celebraron los 50 años de la Escuadrilla Aeronaval Antisubmarina



El pasado 1 de Junio se llevó a cabo la ceremonia por el 50º aniversario de la Escuadrilla Aeronaval Antisubmarina, en la Base Aeronaval Comandante Espora (BACE).

Así, teniendo por marco el trigésimo aniversario de la gesta de Malvinas, el acto fue presidido por el comandante de Adiestramiento y Alistamiento de la Armada, contralmirante Gastón Fernando Erice, acompañado por el comandante de la Aviación Naval, contralmirante Hugo Manuel Vives, y el comandante de la Escuadrilla Aeronaval Antisubmarina, capitán de corbeta Marcelo Gabriel Vulic.

Entre los presentes se contó, además, con la presencia del primer comandante, capitán de navío (RE) Jorge Marcelo Grau, ex comandantes, aviadores navales y dotaciones que formaron parte del destino aeronaval --algunos de ellos participaron activamente en el conflicto de Malvinas--.

Tras la lectura de efemérides de la Escuadrilla, el comandante Vulic se dirigió a los presentes para brindar un discurso alusivo a la fecha.

“Las grandes instituciones se caracterizan y perduran por mantener viva esta herencia, que no es, ni más ni menos, que lo que denominamos tradición. El recordar un hecho específico, la afianza y la fortalece, despertando en las nuevas generaciones un gran respeto por quienes los precedieron. De esta manera, hoy vemos hecho realidad el sueño de quienes en el pasado comenzaron con este anhelo”, subrayó.

Seguidamente se refirió a los orígenes de la Escuadrilla en la década del 60, cuando llegaron las primeras aeronaves Tracker S2A, en un contexto de “reiteradas emergencias originadas por la presencia de submarinos no identificados”.

“No existió meteorología adversa, fallas o escollos; ni la mismísima oscuridad de la noche o mar embravecido alguno que detuviera el espíritu de los búhos en el afán de dar caza al enemigo. Ello quedó demostrado en las más de 200 misiones de combate, totalizando 978 horas de vuelo, cuando sonó el clarín y esta unidad operó junto a otras tantas en el conflicto por la recuperación de nuestras Islas Malvinas”, pronunció.

El capitán Vulic agregó que la ejecución destacada en sucesivas misiones de combate tuvo su reconocimiento a través de la condecoración de Honor al Valor en Combate que hoy luce su bandera de guerra.

Asimismo, en su discurso se refirió a los avances tecnológicos impulsados por la Escuadrilla que “con ingenio, dedicación y gran esfuerzo logró siempre cumplir con la misión asignada”.

Tras un reconocimiento a la BACE, el Arsenal Aeronaval, la Flota de Mar, la Fuerza de Submarinos, el Centro de Adiestramiento de la Fuerza Aeronaval N°2, el Taller de Electrónica y el Servicio de Análisis Operativos, Armas y Guerra Electrónica, el capitán Vulic recordó a quienes forjaron la unidad.

“Siempre hubo tiempos difíciles que afrontar y no me quedan dudas de que cada uno de los aquí presentes lo saben. Nunca dejamos de luchar, porque sabemos que, luego de la tempestad, viene la calma y, finalmente, saldremos airosos. Esto fue posible antaño y será posible hoy, gracias a la calidad humana que hay dentro del hangar”.




Puesta en marcha

El acto prosiguió con la entrega de un presente a la Escuadrilla por parte del capitán de navío (RE) Jorge Marcelo Grau, el capitán de navío VGM (RE) Héctor Alfredo Skare y el capitán de corbeta Vulic, quienes descubrieron un cuadro conmemorativo del 50º aniversario.

Para finalizar, en tanto, se realizó una puesta en marcha histórica y rodaje en plataforma de la aeronave Tracker “A”, matrícula 2-G-51, que perteneció a la Escuadrilla Aeronaval Antisubmarina y que en 1962 fue la primera en llegar al país de un grupo de seis aviones.

Dicha aeronave fue restaurada y reacondicionada totalmente por personal perteneciente a la dotación de la Escuadrilla, mecánicos y personal de mantenimiento, en épocas en que la misma se encontraba en línea de vuelo. Actualmente descansa en el Museo de la Aviación Naval.

La historia

La Escuadrilla fue creada el 31 de mayo de 1962 y tiene sus orígenes en la Base Aeronaval Punta Indio. Al año siguiente de su creación fue trasladada a la Base Aeronaval Comandante Espora, donde tiene su asiento actualmente.

Desde su llegada al país –a bordo del portaviones ARA “Independencia”– hasta la actualidad, la aeronave Grumman Tracker fue modernizándose para cumplir con su función primaria en la detección y lucha antisubmarina, desde tierra o portaviones, sumándole a esto tareas de búsqueda y rescate marítimo. Su incorporación y la consiguiente creación de la Escuadrilla significaron un salto cualitativo, en las capacidades de la Armada Argentina.

Sus características lo describen como un importante componente operativo de la Fuerza Aeronaval N°2, manteniendo en el transcurso de medio siglo el compromiso humanitario y el de la Defensa nacional sobre el Mar Argentino.

Durante el conflicto en el Atlántico Sur, el Grumman Tracker formó parte de las operaciones aeronavales, hechos que hacen a su bandera de guerra merecedora del reconocimiento Honor al Valor en Combate.

Efemérides

24 de mayo de 1962: el portaviones ARA “Independencia” toma amarras en el puerto de Buenos Aires con su carga de seis aeronaves Tracker, adquiridos a través de la Armada de los Estados Unidos.

31 de mayo de 1962: se crea la Escuadrilla, al mando del entonces capitán de corbeta Jorge Marcelo Grau.

Abril de 1963: la unidad es transferida a la BACE, pasando a depender de la Escuadra Aeronaval Nº2.

Marzo de 1982: la unidad comandada por el entonces capitán de corbeta Héctor Alfredo Skare ejecutó misiones operativas desde el portaviones ARA “25 de Mayo”, la Estación Aeronaval Río Gallegos y la Estación Aeronaval Malvinas, durante el conflicto por la recuperación de las islas del Atlántico Sur. La bandera de guerra de la Escuadrilla, en tanto, recibió la condecoración Honor al Valor en Combate.

Década del ‘90: por haber cumplido el fin de su vida útil los motores radiales de Wright Cyclone, originales de los aviones, fueron reemplazados por motores turbohélices Garret, mejorando sustancialmente su performance.

Fuente y fotos: Gaceta Marinera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario