Google Translate
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

lunes, 6 de mayo de 2013

97° aniversario de la Aviación Naval y su Bautismo de Fuego



Durante la mañana del viernes 3 de Mayo, bajo un cielo gris plomizo, en la Torre Vieja de la Base Aeronaval Comandante Espora, se llevó a cabo una ceremonia en la que se conmemoró un nuevo aniversario del Día de la Aviación Naval y se recordó el 97º aniversario de la creación de la Aviación Naval Argentina.

La celebración que conmemora el bautismo de fuego y Día de la Aviación Naval fue presidida por el comandante de Adiestramiento y Alistamiento de la Armada a cargo, contralmirante VGM Oscar Patricio González; acompañado por el comandante de la Aviación Naval, contralmirante Hugo Manuel Vives; y el intendente de Bahía Blanca, doctor Gustavo Bevilacqua.

Asimismo, el acto contó con la presencia de aviadores navales que participaron activamente en el conflicto de Malvinas, veteranos de la guerra de Malvinas, autoridades civiles y militares, aviadores de las Fuerzas Aeronavales Nº 1, 2 y 3 e invitados especiales, institutos educativos y público en general; todos formados junto al personal militar y civil en la vieja pista principal escoltados por las aeronaves también formadas.

Luego de ingresar la bandera de guerra se entonaron las estrofas del Himno Nacional Argentino, ejecutados sus acordes por la Banda de Música de la Base Naval Puerto Belgrano; y leyeron, en una apretada síntesis, las efemérides navales marcando algunos hitos de la Creación de la Aviación Naval.

A continuación, el capellán auxiliar castrense presbítero Jorge Omar González, realizó una invocación religiosa por los hombres que integran el componente naval: “Señor, ve siempre en el aire con ellos, guíalos a través de las tormentas y entre la brillante luz del sol”, dijo.

Asimismo, al recordar a los héroes de la Aviación Naval, rezó: “Te pedimos por aquellos pioneros que nos enseñaron que: los demandó el honor y obedecieron, los requirió el deber y lo acataron, con su sangre la rubricaron y con su vida la Patria redimieron. Como valientes lucharon, por eso como valientes murieron. No quisieron querer otra bandera, no pudieron volar otro cielo, no supieron morir de otra manera y, en su temprano intento, plegaron para siempre sus alas”. Finalizada la invocación religiosa se hizo un Toque de Silencio en honor a los héroes.

Luego, el contralmirante Vives realizó una alocución: “Hoy la Aviación Naval se viste de gala para recordar su historia, la historia de sus hombres, reafirmar el sentimiento de presencia y mantener firme el compromiso de mirar hacia el futuro”.

“La defensa exige hechos concretos, no excusas”, remarcó el comandante de la Aviación. “Hombres y mujeres debemos prepararnos para iniciar en el 2016, coincidente con el bicentenario de la declaración de nuestra Independencia, otros cien años más de vida institucional. Para ello, con el espíritu de siempre, seamos protagonistas, e inspirados en el legado de nuestros predecesores planifiquemos el futuro de nuestra historia”, finalizó.

En un párrafo aparte, el contralmirante Vives agradeció en nombre de toda la Aviación Naval al capitán de navío Héctor Frey recientemente fallecido “en esta vida terrenal, has cumplido con creces tu vocación de servicio” dijo al referirse a su memoria.
Finalizadas las palabras del comandante de la Aviación Naval y adoptado el dispositivo de desfile se llevó a cabo el mismo. Luego, todos los presentes entonaron la Marcha de la Armada acompañada por los acordes de la Banda de Música.

Un poco de historia…

En 1916, a muy pocos años del nacimiento de la actividad aérea a escala mundial, la Armada Argentina al igual que la mayoría de las Marinas del mundo comprendió que, para la paz o para la guerra, la vastedad del mar requería la integración de buques y aviones para controlarlo eficazmente.

Fue así que en ese año un grupo de visionarios permitió sentar los primeros cimientos de la actual Aviación Naval, creándose el 11 de febrero con la firma de un decreto del presidente Victorino de la Plaza, el Parque y Escuela de Aeroestación y Aviación de la Armada en Fuerte Barragán.

Crear una capacidad aeronaval tomó décadas de esfuerzo a nuestro país. Al cabo de las mismas la República contaba con la primera Aviación Naval sudamericana y la primera en operar con aviación embarcada desde portaviones.

Desde sus albores se sucedieron una serie de hitos que merecen ser destacados y que han convertido a nuestra Aviación Naval en generadora de doctrina en operaciones aeronavales y en exportadora de la misma hacia la mayoría de las Armadas de la región.

Fuente: Gaceta Marinera Digital.
Foto: Armada Argentina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario